Quiero mostraros otro ejemplo práctico y clásico de la programación en C: el producto de dos números enteros usando para ello una función recursiva.

Apenas son necesarias cuatro o cinco líneas de código para este procedimiento. Previa comprobación de sí algunos de ellos tiene el valor cero, la función acabaría devolviendo como resultado el número 0. En otro caso, se hará una llamada recursiva en la que, el primer argumento es sumado a lo que se obtenga de llamar a la función a la que se le pasará el primer número y el segundo al que se le resta una unidad. La iteración finalizará cuando el segundo argumento llegue al valor cero.

Veamos el código escrito:

#include <stdio.h>

int producto ( int numa, int numb ) {

	if ( numa==0 || numb == 0 )
		return 0;
	else {
		return numa + producto ( numa, numb-1);
	}

}


int main ( void ) {

	int n1, n2, resultado;

	printf ( "Introduce el primer numero: \n" );
	scanf( "%d", &n1 );

	printf ( "Introduce el segundo numero \n" );
	scanf ( "%d", &n2 );

	resultado = producto ( n1, n2 );

	printf ( "El resultado del producto es: %d\n", resultado );

	return 0;

}

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here